domingo, 23 de diciembre de 2012

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ



"Nací en Moguer, la noche de Navidad de 1881", 

nos dice el poeta en su biografía.


 Lee en el siguiente enlace el capítulo CXVI dedicado a la Nochebuena.



Platero y yo 

Brindo Por Ti

Feliz Navidad

Nuestros grandes poetas cantaron a la NAVIDAD                    


Jesús, el dulce, viene...
Las noches huelen a romero...
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría...
Mas la celeste melodía
suena fuera...
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma...

¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!
             

                          Juan Ramón Jiménez


Yo vengo de ver, Antón,
un niño en pobrezas tales,
que le di para pañales
las telas del corazón.

                                  Lope de Vega

 
El sueño como un pájaro crecía
de luz a luz borrando la mirada;
tranquila y por los ángeles llevada,
la nieve entre las alas descendía.

El cielo deshojaba su alegría,
mira la luz el niño, ensimismada,
con la tímida sangre desatada
del corazón, la Virgen sonreía.

Cuando ven los pastores su ventura,
ya era un dosel el vuelo innumerable
sobre el testuz del toro soñoliento;

y perdieron sus ojos la hermosura,
sintiendo, entre lo cierto y lo inefable,
la luz del corazón sin movimiento. 

                                         Luis Rosales

 

FELIZ NAVIDAD

NOS VEMOS EL AÑO QUE VIENE 

 

 

jueves, 20 de diciembre de 2012

Hermanos Grimm

Hoy se celebra el 200 aniversario de los cuentos de los Hermanos Grimm.


El acertijo

Érase una vez el hijo de un rey, a quien entraron deseos de conocer el mundo, y se partió sin más compañía que la de un fiel criado. Llegó un día a un extenso bosque, y al anochecer, no encontrando ningún albergue, no sabía dónde pasar la noche. Vio entonces a una muchacha que se dirigía a una casita y, al acercarse, se dio cuenta de que era joven y hermosa. Se dirigió a ella y le dijo:
-Mi buena niña, ¿no nos acogerías por una noche en la casita, a mí y a mi criado?
-De buen grado lo haría -respondió la muchacha con voz triste-; pero no se los aconsejo. Mejor es que busquen otro alojamiento.
-¿Por qué? -preguntó el príncipe.
-Mi madrastra tiene malas tretas y odia a los forasteros -contestó la niña, suspirando.
Bien se dio cuenta el príncipe de que aquella era la casa de una bruja; pero como no era posible seguir andando en la noche cerrada, y, por otra parte, no era miedoso, entró. La vieja, que estaba sentada en un sillón junto al fuego, miró a los viajeros con sus ojos rojizos:
-¡Buenas noches! -dijo con voz gangosa, que quería ser amable-. Siéntense a descansar.
Y sopló los carbones, en los que se cocía algo en un puchero.
La hija advirtió a los dos hombres que no comiesen ni bebiesen nada, pues la vieja estaba confeccionando brebajes nocivos. Ellos durmieron apaciblemente hasta la madrugada, y cuando se dispusieron a reemprender la ruta, estando ya el príncipe montado en su caballo, dijo la vieja:
-Aguarda un momento, que tomarás un trago como despedida.
Mientras entraba a buscar la bebida, el príncipe se alejó a toda prisa, y cuando volvió a salir la bruja con la bebida, sólo halló al criado, que se había entretenido arreglando la silla.
-¡Lleva esto a tu señor! -le dijo.
Pero en el mismo momento se rompió la vasija y el veneno salpicó al caballo; tan virulento era, que el animal se desplomó muerto, como herido por un rayo. El criado echó a correr para dar cuenta a su amo de lo sucedido; pero, no queriendo perder la silla, volvió a buscarla. Al llegar junto al cadáver del caballo, encontró que un cuervo lo estaba devorando.
«¿Quién sabe si cazaré hoy algo mejor?», se dijo el criado; mató, pues, al cuervo y se lo metió en el zurrón.
Durante toda la jornada estuvieron errando por el bosque, sin encontrar la salida. Al anochecer dieron con una hospedería y entraron en ella. El criado dio el cuervo al posadero, a fin de que se lo guisara para cenar. Pero resultó que había ido a parar a una guarida de ladrones, y ya entrada la noche se presentaron doce bandidos que concibieron el propósito de asesinar y robar a los forasteros. Sin embargo, antes de llevarlo a la práctica se sentaron a la mesa, junto con el posadero y la bruja, y se comieron una sopa hecha con la carne del cuervo. Pero apenas hubieron tomado un par de cucharadas, cayeron todos muertos, pues el cuervo estaba contaminado con el veneno del caballo.
Ya no quedó en la casa sino la hija del posadero, que era una buena muchacha, inocente por completo de los crímenes de aquellos hombres. Abrió a los forasteros todas las puertas y les mostró los tesoros acumulados. Pero el príncipe le dijo que podía quedarse con todo, pues él nada quería de aquello, y siguió su camino con su criado.
Después de vagar mucho tiempo sin rumbo fijo, llegaron a una ciudad donde residía una orgullosa princesa, hija del Rey, que había mandado pregonar su decisión de casarse con el hombre que fuera capaz de plantearle un acertijo que ella no supiera descifrar, con la condición de que, si lo adivinaba, el pretendiente sería decapitado. Tenía tres días de tiempo para resolverlo; pero eran tan inteligente, que siempre lo había resuelto antes de aquel plazo. Eran ya nueve los pretendientes que habían sucumbido de aquel modo, cuando llegó el príncipe y, deslumbrado por su belleza, quiso poner en juego su vida. Se presentó a la doncella y le planteó su enigma:
-¿Qué es -le dijo- una cosa que no mató a ninguno y, sin embargo, mató a doce? En vano la princesa daba mil y mil vueltas a la cabeza, pero no acertaba a resolver el acertijo. Consultó su libro de enigmas, pero no encontró nada; había terminado sus recursos. No sabiendo ya qué hacer, mandó a su doncella que se introdujese a escondidas en el dormitorio del príncipe y se pusiera al acecho, pensando que tal vez hablaría en sueños y revelaría la respuesta del enigma. Pero el criado, que era muy listo, se metió en la cama en vez de su señor, y cuando se acercó la doncella, arrebatándole de un tirón el manto en que venía envuelta, la echó del aposento a palos. A la segunda noche, la princesa envió a su camarera a ver si tenía mejor suerte. Pero el criado le quitó también el manto y la echó a palos.
Creyó entonces el príncipe que la tercera noche estaría seguro, y se acostó en el lecho. Pero fue la propia princesa la que acudió, envuelta en una capa de color gris, y se sentó a su lado. Cuando creyó que dormía y soñaba, se puso a hablarle en voz queda, con la esperanza de que respondería en sueños, como muchos hacen. Pero él estaba despierto y lo oía todo perfectamente.
Preguntó ella:
-Uno mató a ninguno, ¿qué es esto?
Respondió él:
-Un cuervo que comió de un caballo envenenado y murió a su vez.
Siguió ella preguntando:
-Y mató, sin embargo, a doce, ¿qué es esto?
-Son doce bandidos, que se comieron el cuervo y murieron envenenados.
Sabiendo ya lo que quería, la princesa trató de escabullirse, pero el príncipe la sujetó por la capa, que ella hubo de abandonar. A la mañana, la hija del Rey anunció que había descifrado el enigma y, mandando venir a los doce jueces, dio la solución ante ellos. Pero el joven solicitó ser escuchado y dijo:
-Durante la noche la princesa se deslizó hasta mi lecho y me lo preguntó; sin esto, nunca habría acertado.
Dijeron los jueces:
-Danos una prueba.
Entonces el criado entró con los tres mantos, y cuando los jueces vieron el gris que solía llevar la princesa, fallaron la sentencia siguiente:
-Que este manto se borde en oro y plata; será el de la boda de ustedes.
  


domingo, 16 de diciembre de 2012

Si tú puedes...


Lo prometido es deuda. 
Aquí tenéis la versión española del poema de Rudyard Kipling:

Si
Si puedes conservar la cabeza cuando a tu alrededor
todos la pierden y te echan la culpa;
si puedes confiar en tí mismo cuando los demás dudan de tí,
pero al mismo tiempo tienes en cuenta su duda;
si puedes esperar y no cansarte de la espera,
o siendo engañado por los que te rodean, no pagar con mentiras,
o siendo odiado no dar cabida al odio,
y no obstante no parecer demasiado bueno, ni hablar con demasiada sabiduría…
Si puedes soñar y no dejar que los sueños te dominen;
si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
si puedes encontrarte con el triunfo y el fracaso (desastre)
y tratar a estos dos impostores de la misma manera;
si puedes soportar el escuchar la verdad que has dicho:
tergiversada por bribones para hacer una trampa para los necios,
o contemplar destrozadas las cosas a las que habías dedicado tu vida
y agacharte y reconstruirlas con las herramientas desgastadas…
Si puedes hacer un hato con todos tus triunfos
y arriesgarlo todo de una vez a una sola carta,
y perder, y comenzar de nuevo por el principio
y no dejar de escapar nunca una palabra sobre tu pérdida;
y si puedes obligar a tu corazón, a tus nervios y a tus músculos
a servirte en tu camino mucho después de que hayan perdido su fuerza,
excepto La Voluntad que les dice “!Continuad!”.
Si puedes hablar con la multitud y perseverar en la virtud
o caminar entre Reyes y no cambiar tu manera de ser;
si ni los enemigos ni los buenos amigos pueden dañarte,
si todos los hombres cuentan contigo pero ninguno demasiado;
si puedes emplear el inexorable minuto
recorriendo una distancia que valga los sesenta segundos
tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
y lo que es más, serás un hombre, hijo mío.

lunes, 10 de diciembre de 2012

DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

 En 1950 la Asamblea General de las Naciones Unidas invitó a todos los Estados y organizaciones interesadas a que el 10 de diciembre observaran el Día de los Derechos Humanos.

En ese Día se conmemora la aprobación por la Asamblea General de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948).

La ONU pretendía con esta Declaración Universal sentar las bases de un compromiso ético para obligar a todos los Estados a cumplir y hacer cumplir una serie de normas.

Recordemos que después de la Segunda Guerra Mundial, en los inicios de la Guerra Fría, cuando todavía dolían las heridas del nazismo y ante las situaciones de injusticia que se vivían en los cinco continentes, varios países sintieron la necesidad de unirse en una organización supraestatal que garantizara el respeto y la dignidad de las personas, y que evitara la repetición de hechos tan lamentables como la vulneración de la dignidad de la persona y el respeto a sus peculiaridades étnicas, religiosas o sexuales.

Los Derechos Humanos se sostienen sobre dos pilares esenciales de la humanidad: la libertad y la plena igualdad entre todos los seres humanos. Condiciones inherentes a todo ser humano sin ningún tipo de limitaciones, sean estas culturales, económicas, étnicas, sexuales, etc. El concepto de Derechos Humanos hace referencia al sentido de la dignidad humana antes que a cualquier formulación jurídica o política. (Educacionenvalores.org).

Pincha si quieres saber cuáles son los derechos humanos.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Rudyard Kipling



Poema escrito en 1896 por el escritor británico Rudyard Kipling.
Dicen que se lo escribió a su hijo y la verdad es que a pesar de los años podríamos leérselo también hoy a nuestros hijos.  

¡Next week the spanish version!

IF
If you can keep your head when all about you
are loosing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
but make allowance of their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
or being lied about, don't deal in lies,
or being hated, don't give way to hating,
and yet don't look too good, nor talk too wise.

If you can dream - and not make dreams your master;
If you can think - and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
and treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
twisted by knives to make a trap for fools,
or watch the things you gave your life to, broken,
and stop and buid them up with worn-out tools.

If you can make a heap of all your winnings
and risk it on one turn of pitch-and-toss
and lose, and start again at your beginnings
and never breathe a word about your loss;
If you can force your nerve and sinew
to serve your turn long after they're gone,
and so hold on when there is nothing in you
except the Will which says to them: "Hold on!"

If you can talk with crowds and keep your virtue,
or walk with kings - nor lose the common touch,
if neither foes nor loving friends can hurt you,
if all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
with sixty seconds worth of a distance run,
yours is the Earth and everything that's in it,
and - which is more - you'll be a Man, my son.

lunes, 3 de diciembre de 2012

DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA. 1 DE DICIEMBRE


El Día Mundial de la Lucha contra el SIDA se celebra en todo el mundo el 1 de diciembre de cada año. Se ha convertido en uno de los días internacionales de la salud más reconocidos y en una oportunidad clave para crear conciencia, recordar a aquellos que han fallecido, y celebrar las victorias como el acceso a servicios de prevención y tratamiento.(ONUSIDA).

Muchas personas han muerto en todo el mundo a causa de esta enfermedad. Si recordamos a los artistas que han fallecido víctimas del sida, la lista será prolija. Se ha hablado de una "generación perdida" cuyas aportaciones a la cultura se vieron truncadas. Entre los escritores, Michel Foucault, Reinaldo Arenas, Hervé Guibert, Jaime Gil de Biedma. Actores como Rock Hudson, Brad Davis (El expreso de medianoche), Anthony Perkins (Psicosis) , etc. también murieron a causa del sida. Podemos recordar también al director de fotografía Néstor Almendros, a los músicos Howard Ashman, Warren Casey (Grease), Freddie Mercury, Larry Kert (Tony de West side story)... y tantos otros. Hoy día estas personas posiblemente se hubieran salvado siguiendo un tratamiento adecuado. Lo importante es evitar la transmisión y lograr una detección precoz.

Un recuerdo para todos ellos, mucho apoyo para los enfermos y un regalo de Jaime Gil de Biedma para todos: 






Kalipedia.com
No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

"Poemas póstumos" 1968

10 objetivos para 2015
  • Reducir a la mitad la transmisión sexual del VIH, también entre los jóvenes, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y en el contexto del comercio sexual;
  • Acabar con la transmisión vertical del VIH y reducir a la mitad la mortalidad materna relacionada con el sida;
  • Evitar que se produzcan nuevas infecciones por el VIH entre los usuarios de drogas;
  • Proporcionar acceso universal a la terapia antirretrovírica a las personas seropositivas que reúnen las condiciones para recibirla,
  • Reducir a la mitad las muertes a causa de la tuberculosis entre las personas que viven con el VIH;
  • Garantizar que las personas seropositivas y los hogares afectados por el virus se incluyen en las estrategias de protección social nacionales, y que tienen acceso a servicios básicos de atención y apoyo;
  • Reducir a la mitad el número de países que aplican leyes y prácticas punitivas en torno a la transmisión del VIH, el comercio sexual, el consumo de drogas o la homosexualidad;
  • Eliminar las restricciones a la entrada, la estancia o la residencia relacionadas con el VIH en la mitad de las naciones que las aplican;
  • Garantizar que al menos la mitad de todas las respuestas nacionales al VIH atienden las necesidades relacionadas con el virus de mujeres y niñas;
  • No tolerar la violencia basada en cuestiones de género.(ONUSIDA).

jueves, 29 de noviembre de 2012

José Manuel Caballero Bonald ha obtenido el Premio Cervantes 2012

Expansión.com

José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926) nació en el seno de una familia de padre cubano (hijo de criolla y de cántabro) y madre andaluza de procedencia francesa (descendiente del vizconde de Bonald, pensador católico y antirrevolucionario). Estudió Náutica en Cádiz, y Filosofía y Letras en Sevilla y en Madrid. Fue secretario y subdirector de Papeles de Son Armadans, revista dirigida desde Palma de Mallorca por Camilo José Cela, con quien colaboró algunos años. Más tarde ejerció como profesor universitario de literatura en Bogotá, y, de regreso a España, trabajó en diversos proyectos editoriales y en el Instituto de Lexicografía de la RAE.
Vinculado en sus orígenes literarios a grupos poéticos gaditanos y, más ampliamente, andaluces, su primer libro es Las adivinaciones (1952; accésit del premio Adonais), al que siguieron Memorias de poco tiempo (1954), Anteo (1956) y Las horas muertas (1959; premio Boscán y de la Crítica). Desde sus primeros títulos se aprecia en Caballero Bonald la aleación entre testimonialismo social, contiguo en ciertos rasgos temáticos al realismo dialéctico, y rememoración temporalista, que lo acerca a la poesía elegíaca de larga tradición, aunque sin dejarse absorber por la habitual melancolía retrospectiva y sin renunciar a la impronta crítica. Todo ello se canaliza en un lenguaje exigente, que nunca cede a las facilidades de la literatura como documento, propaganda o proclama, ni a una moral revolucionaria prescriptiva. Así, supo salir airoso de su aportación más evidente a la lírica comprometida (Pliegos de cordel, 1963), en un momento de decadencia de la poesía social, en que sus compañeros cercanos al socialrealismo se apartaban de dicha estética, en pos de caminos más personalizados.
Para entonces, ya había iniciado su carrera de novelista con Dos días de setiembre (1962; premio Biblioteca Breve), fecundamente continuada por Ágata ojo de gato (1974; premio Barral, al que renuncia, y de la Crítica), Toda la noche oyeron pasar pájaros (1981), En la casa del padre(1988) y Campo de Agramante (1992). Es también un excelente memorialista, tarea de la que ha dado testimonio en Tiempo de guerras perdidas (1995) y La costumbre de vivir (2001).
Su primera plenitud como poeta la consiguió en Descrédito del héroe (1977; Premio de la Crítica), al que siguieron las espléndidas estampas en prosa de Laberinto de Fortuna (1984). Tras largos años de silencio poético, el poeta volvió por sus fueros en Diario de Argónida (1997), que presentaba sucintamente la historia de un hombre a través del filtro de la memoria, bajo la cúpula del paraíso que para el poeta supone el Coto de Doñana. En la línea del anterior, Manual de infractores(2005) es un tratado sobre la insurgencia frente a la iniquidad y la injusticia, donde el autor pasa revista a los grandes temas de su universo lírico.
Además de varios volúmenes antológicos, hay tres recopilaciones de sus poesías completas:Vivir para contarlo (1969), Poesía, 1951-1977 (1979) y Somos el tiempo que nos queda (2003). Todo ello le ha hecho acreedor a diversos premios a la totalidad de su obra, entre los que destacan el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2004) y el Premio Nacional de las Letras Españolas (2005). La consideración conjunta de su lírica, bien sea con carácter totalizante en sus obras completas, bien con carácter selectivo en sus antologías, permite apreciar esta escritura como un edificio en construcción y revisión permanentes, lo que afecta tanto a la textualidad de los poemas como a su ubicación en los diferentes libros. Estos cambios son inherentes al sistema poético del autor, y denotan un perfeccionismo de estirpe juanramoniana, pero también el progresivo distanciamiento del poema respecto de las experiencias biográficas que están en su arranque. En las fases últimas de este proceso metamórfico, los poemas, tocados a menudo por un cierto aire visionario, sobrevuelan el detalle referencial y terminan convertidos en artefactos verbales con un funcionamiento autónomo, lo que hace difícilmente reconocible la realidad de la que provienen. Nadie ha expresado esta idea mejor que él mismo en su libro memorialístico La costumbre de vivir, cuando, a propósito de Gil de Biedma, se muestra contrario a la excesiva explicitud de los poemas, que obstruye la posibilidad de otros significados, y desdeñoso de una poesía que se agota en sus mecanismos sintácticos y léxicos; y concluye: «Siempre acaba defraudándome esa poesía inscrita sin mayores riesgos en su esfera semántica, nunca ramificada conforme lo van sugiriendo sus significantes insólitos, limitándose así a un seco y cerrado conducto descriptivo».
Con la evolución de su obra y la consolidación de su universo temático, algunos motivos se mantienen, como la crítica a la opresión social, en tanto que otros, como la rememoración del tiempo pasado -frecuentemente el de la infancia-, intensifican las marcas que hicieron imposible la plenitud, o se dejan ganar por una desilusión barroca fruto del contraste entre los ambiciosos proyectos y los decepcionantes resultados. Concebida como un ejercicio crítico a partir de la memoria, su poesía recoge el recuelo desengañado de la existencia: materia deleznable al fin, cuyo destino más elevado es ser rescatada por la evocación y fosilizada por la escritura.
Ángel L. Prieto de Paula


En mi aposento, asaltado a veces
por el hosco lebrel
de la esperanza, palpando
entre mis manos su vaho turbador,
juzgo ahora
mi propia aspiración a la alegría.

¿Podrá existir (digo en la noche)
una palabra, la única
sobreviviente, donde pueda
almacenar mis sueños, defenderlos
de toda vanidad, irlos
purificando en mi interior
tiranía callada, reagruparlos
en una misma fuente igualatoria?

Pero estoy solo frente
al llamamiento del mundo: amo
su fundación, vigilo
sus mudanzas, trabajo cada día
en las contestaciones
de mi propia experiencia, junto
mi vida en  un papel.
Y las palabras,
al borde de ser dichas, próximas
ya a mi sueño, pretenden
suplantarme: soy el azar
que se traduce en vano. (Nadie
puede ser el espejo de sí mismo.)

Feliz aquel que nunca 
puso nombre a su vida.
(José Manuel Caballero Bonald).

miércoles, 28 de noviembre de 2012

¡Felicidades, Victor Vaquero!

Y por segundo año, Victor Vaquero 

 nos has dado buenas noticias: 

Finalista en el Concurso de Microrrelatos

 organizado por la Mancomunidad de Servicios Sociales THAM con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Este es su microrrrelato

           "Necesito contarte una cosa, lamento que tenga que ser por carta, pero, ayer, discutiendo con Marta, llegué al punto de ira en el que me imaginé pegándole un bofetón en la cara, y como consecuencia   cayera al suelo, con la mala suerte de golpearse en la cabeza. La imaginación fue tan clara y nítida que lo único que salió de mí fue darle un abrazo. Al explicarle el motivo de mi reacción, le cambió la cara.

            Esta noche no he podido pegar ojo, y he llegado a una conclusión, me voy a apuntar a una terapia. Te quiero mucho, mamá."

domingo, 25 de noviembre de 2012

Ellas también viven

 Nosotras también soñamos, amamos y sufrimos. Somos partícipes de múltiples e interesantes vivencias con las que disfrutamos, aprendemos, reímos o lloramos, con las que crecemos física y emocionalmente, y que nos gusta compartir. Calificadas injustamente como el sexo débil y relegadas en muchos casos al silencio y al olvido, las mujeres gozamos de buenas razones para alzar nuestra voz y expresar sin miedo lo que pensamos, lo que sentimos, lo que opinamos y lo que vivimos.
Ellas también viven, relatos de mujer de Pilar Muñoz Álamo,  no es sólo una recopilación de relatos, es un paseo repleto de sentimientos y emociones que te llevará, de la mano de sus protagonistas, a sumergirte en un mundo de vivencias y experiencias que te cautivarán, y cuyo final, sin duda alguna, no te dejará indiferente.

Escribir o sentir

El tic-tac de un viejo reloj de pared resuena a los lejos, irrumpiendo en el silencio de la noche con un ritmo acompasado, hipnótico. La algarabía diurna hace rato que menguó su intensidad apagándose lentamente como una antigua lámpara de gas agotada por el uso, dando paso al crujido de los muebles que se estiran al dormir. La oscuridad cubre el mundo que subsiste al otro lado del cristal de mi ventana, apenas cortada por los ocres reflejos irisados que un par de farolas a duras penas irradian. Me asomo para ver el rostro de mis hijos con pulcra lentitud de movimiento, los de la bailarina de una caja de música de cuerda gastada, y compruebo que duermen, con las facciones distendidas, relajadas, con la respiración profunda, apenas adivinada por la elevación sutil de sus pequeños torsos, adentrándose en el mundo de los sueños. Apago las escasas luces que aún permanecen encendidas caminando por el piso sin apenas rozarlo, flotando ayudada por las musas que no tardan en aparecer. 

   Subo al desván y el aroma a madera centenaria me da la bienvenida. Cierro la puerta a mi espalda y sonrío feliz al sentir cómo me envuelve la mágica atmósfera literaria que habita entre sus cuatro paredes, que se transforman paulatinamente hasta llegar a conformar cada nuevo escenario, y cómo se tornan los colores que acompañarán a mi próxima historia: grises, para la tragedia;  rojos, para la pasión y para el amor; verdes, para la esperanza; azules, para la aventura infantil que desearía vivir hoy. 

   Me acomodo en mi vieja mecedora de anea y me dejo llevar por su vaivén hasta escuchar la voz de la protagonista a la que hoy me tocará encarnar, hasta poder sentir sus pálpitos en mi cuerpo, sus emociones en mi mente, sus sentimientos en mi corazón que late más aprisa a cada segundo que pasa. Cierro los ojos. Quiero vivir su historia, necesito vivir su historia para poder contarla. Y me voy sumergiendo en ella como en el fondo de un océano profundo, sin oxígeno, a cuerpo descubierto para sentir lo que ella siente, sin barreras ni cortapisas. Mi respiración se acelera, se detiene. Mis manos tiemblan y laten mis sienes. El sofoco me invade y da paso al frío que me provoca el miedo. Me oprime la angustia, y la razón, la fuerza y la valentía que terminan fluyendo acaban por liberarme. Mis músculos se contraen cuando la rabia los atenaza, y vuelven a relajarse cuando el calor de una mano amiga se brinda a ayudarme, a superar el trance que ante mis ojos se presenta hoy. Pasan las horas como un cúmulo de minutos de ritmo diferente, porque el tiempo en nuestras vidas no sigue el marcaje escrupuloso del reloj; circulan despacio en los malos momentos y a velocidad de vértigo si la felicidad  se ha decidido a acompañarlos. 

   Todo acaba. El entorno que me acoge vuelve a la esencia neutra que muestra si yo no estoy, las musas vuelan dejando la estela de su paso enredada en mi cabeza, los poros de mi piel se han impregnado al máximo de ese otro yo que acaba de usurpar mi ser. Es hora de abrir los ojos. Dejo entonces que manen las palabras como una fuente inagotable y multicolor, con el único fin de plasmar en un papel lo que podría perfectamente ser la historia de mi propia vida, mi experiencia personal, la vivencia de la que acabo de apropiarme y que me enriquecerá el alma de una forma tan real como cualquier otra. 

   Ahora soy consciente. Ahora soy consciente de que no es la escritura lo que de la literatura me atrae. Es el hecho de brindarme la posibilidad de huir de mí, de conocer nuevos mundos, de transformarme y sentir lo que de otro modo no podría sentir jamás, de conocer los entresijos de la mente y del corazón ajenos. 

   Y poderlos contar.
 
 

viernes, 23 de noviembre de 2012

Alfonso X el Sabio



El 23 de noviembre de 1221 nacia Alfonso X, el Sabio.

Rey de Castilla y de León, Alfonse  era hijo primogénito de Fernando III, a quien sucedió en 1252. Ya como infante realizó importantes labores, como la conquista del Reino de Murcia (1241) o la paz con Jaime I de Aragón, que conllevó el matrimonio de Alfonso con su hija Violante.
Alfonso era hijo de Beatriz de Suabia, circunstancia que le hizo aspirar al trono de Alemania, pero la oposición del papa hizo fracasar finalmente el empeño.
Alfonso X llevó a cabo una gran labor cultural.   Dentro de esta magnífica empresa brilló con luz propia la astronomía, cuya obra más significativa fueron las Tablas astronómicas alfonsíes, elaboradas en 1272. La actividad historiográfica de Alfonso X y de sus colaboradores se concretó en obras como la Estoria de España y la Grande e general estoria, redactadas en lengua romance como prueba del importante apoyo del monarca al idioma castellano. En el campo de la poesía, Alfonso X nos ha transmitido un espléndido repertorio de Cantigas, siendo las más conocidas las de carácter religioso o de Santa María. El monarca castellano-leonés potenció notablemente los estudios musicales, y, en el terreno propiamente recreativo, destaca la obra que salió de los talleres alfonsinos con el nombre de Libros de axedrez, dados e tablas. Por lo que se refiere a la arquitectura, la obra más importante llevada a cabo durante su reinado fue la catedral de León, finalizada años después del fallecimiento de Alfonso X, el cual tuvo lugar, el 4 de abril de 1284, en Sevilla. 



miércoles, 14 de noviembre de 2012

O marinheiro

Oporto
"Cada hora ele construía em sonho esta falsa pátria, e ele nunca deixava de sonhar, de dia à sombra curta das grandes palmeiras, que se recortava, orlada de bicos, no châo  areento e quente; de noite, estendido na praia, de costas e nâo reparando nas estrelas". (Fernando Pessoa).

Bicos: ´picos`.
Châo: ´suelo`.
Quente: ´caliente`.

domingo, 11 de noviembre de 2012


 Es una tarde cenicienta y mustia, 

destartalada, como el alma mía; 
y es esta vieja angustia 
que habita mi usual hipocondría. 
    La causa de esta angustia no consigo 
ni vagamente comprender siquiera; 
pero recuerdo y, recordando, digo: 
—Sí, yo era niño, y tú, mi compañera.

            *
    Y no es verdad, dolor, yo te conozco, 

tú eres nostalgia de la vida buena 
y soledad de corazón sombrío, 
de barco sin naufragio y sin estrella. 
    Como perro olvidado que no tiene 
huella ni olfato y yerra 
por los caminos, sin camino, como 
el niño que en la noche de una fiesta 
    se pierde entre el gentío 
y el aire polvoriento y las candelas 
chispeantes, atónito, y asombra 
su corazón de música y de pena, 
    así voy yo, borracho melancólico, 
guitarrista lunático, poeta, 
y pobre hombre en sueños, 
siempre buscando a Dios entre la niebla.
(Antonio Machado, Soledades, galerías y otros poemas).

No me cuentes tu vida

El pasado 6 de octubre  Luis García Montero presentó en Granada (su tierra) su última novela:   
No me cuentes tu vida, una bonita historia sobre la incomunicación generacional, el primer amor y la inmigración.  Se trata de una novela plagada de sugerentes imágenes poéticas en las que el autor esboza un retrato psicológico de una familia unida por los lazos de sangre pero separada por el abismo generacional. A través de sus miedos y disputas, el lector será testigo de un drama cotidiano en el que la situación de crisis actual no pasa desapercibida para el autor. 
Publicada por Planeta, la novela es un lúcido ejercicio de memoria con el que García Montero entona un canto al amor y al compromiso, y con el que reivindica el pasado, pero “sin que se convierta en una trampa de melancolía que nos cierre los ojos al presente”. Aunque, ha insistido en que “olvidar el pasado es peligroso, porque nos deja sin raíces y sin memoria”.
Se trata de una novela donde se defiende la necesidad de que la política conecte con la realidad de cada país y luche por los intereses de los ciudadanos. “La política no se puede convertir en sinónimo de mentira, sectarismo y corrupción”, ha dicho García Montero, un poeta, convencido de que lleva dentro “el veneno de la narrativa” desde que en 2009 publicara Mañana no será lo que Dios quiera, una biografía novelada de la infancia del poeta Ángel González.

El huésped de Drácula (Bram Stoker)



(...)La tormenta había pasado y, quizá en simpatía con el silencio de la naturaleza, mi corazón pareció dejar de latir. Pero eso fue tan sólo momentáneo, pues repentinamente la luz de la luna se abrió paso por entre las nubes, mostrándome que me hallaba en un cementerio, y que el objeto cuadrado situado frente a mí era una enorme tumba de mármol, tan blanca como la nieve que lo cubría todo. Con la luz de la luna llegó un tremendo suspiro de la tormenta, que pareció reanudar su carrera con un largo y grave aullido, como el de muchos perros o lobos. Me sentía anonadado, y noté que el frío me calaba hondo hasta parecer aferrarme el corazón. Entonces mientras la oleada de luz lunar seguía cayendo sobre la tumba de mármol, la tormenta dio muestras de reiniciarse, como si quisiera volver atrás. Impulsado por alguna especie de fascinación, me aproximé a la sepultura para ver de quién era y por qué una construcción así se alzaba solitaria en semejante lugar. La rodeé y leí, sobre la puerta dórica, en alemán:
CONDESA DOLINGEN DE GRATZ
EN ESTIRIA
BUSCÓ Y HALLÓ LA MUERTE
EN 1801
En la parte alta del túmulo, y atravesando aparentemente el mármol, pues la estructura estaba formada por unos pocos bloques macizos, se veía una gran vigueta o estaca de hierro.
Me dirigí hacia la parte de atrás y leí, esculpida con grandes letras cirílicas:
Los muertos viajan de prisa
Había algo tan extraño y fuera de lo usual en todo aquello que me hizo sentir mal y casi desfallecí. Por primera vez empecé a desear haber seguido el consejo de Johann. Y en aquel momento me invadió un pensamiento que, en medio de aquellas misteriosas circunstancias, me produjo un terrible estremecimiento: ¡era la noche de Walpurgis!
La noche de Walpurgis en la que, según las creencias de millones de personas, el diablo andaba suelto; en la que se abrían las tumbas y los muertos salían a pasear; en la que todas las cosas maléficas de la tierra, el mar y el aire celebraban su reunión. Y estaba en el preciso lugar que el cochero había rehuido. Aquél era el pueblo abandonado hacía siglos. Allí era donde se encontraba la suicida; ¡y en ese lugar me encontraba yo ahora solo..., sin ayuda, temblando de frío en medio de una nevada y con una fuerte tormenta formándose a mi alrededor! Fue necesaria toda mi filosofía, toda la religión que me habían enseñado, todo mi coraje, para no derrumbarme en un paroxismo de terror.
Y entonces un verdadero tornado estalló a mi alrededor. El suelo se estremeció como si millares de caballos galopasen sobre él, y esta vez la tormenta llevaba en sus gélidas alas no nieve, sino un enorme granizo que cayó con tal violencia que parecía haber sido lanzado por lo míticos honderos baleáricos... Piedras de granizo que aplastaban hojas y ramas y que negaban la protección de los cipreses, como si en lugar de árboles hubieran sido espigas de cereal. Al primer momento corrí hasta el árbol más cercano, pero pronto me vi obligado a abandonarlo y buscar el único punto que parecía ofrecer refugio: la profunda puerta dórica de la tumba de mármol. (...)

jueves, 8 de noviembre de 2012

Bram Stoker

Hoy se cumplen 150 años del nacimiento de Bram Stoker. Un autor que ha quedado irremediablemente ligado a una sola obra: Drácula. De este modo, se ignoran sus otras diez novelas, entre las que se encuentran títulos tan logrados como La dama del sudario (1909) y toda su producción breve, entre la que destacan piezas como El entierro de las ratas de inclusión obligada en toda antología del género. La dama del sudario, su última gran novela, viene a repetir la fórmula de Drácula, construida en base a documentos apócrifos y qque narra la espeluznante experiencia de un joven que, para heredar una fabulosa fortuna, se verá obligado a establecerse en un tétrico castillo de los Balcanes. Tres años después, Bram Stoker muere pobre y olvidado, coincidiendo su fallecimiento con el hundimiento del "Titanic". 
  

jueves, 1 de noviembre de 2012

Libre, te quiero



La letra de esta canción fue escrita por 

Agustín García Calvo


Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.

Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.

Alta te quiero
como chopo que al cielo
se despereza,
se despereza,
pero no mía.

Blanca te quiero
como flor de azahares
sobre la tierra,
pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.



martes, 30 de octubre de 2012

En Orihuela, el 30 de octubre de 1910...

nació Miguel Hernández.

Aquí, en esta página, puedes acercarte a su vida y obra.

..........................
Algunos de sus poemas
El corazón es agua
que se acaricia y canta.

El corazón es puerta
que se abre y se cierra.

El corazón es agua
que se remueve, arrolla,
se arremolina, mata.

Querer, querer, querer:
esa fue mi corona,
esa es.
Una querencia tengo por tu acento,
una apetencia por tu compañía
y una dolencia de melancolía
por la ausencia del aire de tu viento.

Paciencia necesita mi tormento,
urgencia de tu garza galanía,
tu clemencia solar mi helado día,
tu asistencia la herida en que lo cuento.

¡Ay querencia, dolencia y apetencia!:
tus sustanciales besos, mi sustento,
me faltan y me muero sobre mayo.

Quiero que vengas, flor, desde tu ausencia,
a serenar la sien del pensamiento
que desahoga en mí su eterno rayo.

Tuentilvania

domingo, 28 de octubre de 2012



Además de exfutbolista, LILIAN THURAM ha creado una fundación contra el racismo:     http://www.thuram.org/ 
y ha presentado en España, por fin, la traducción de Mes étoiles noires , unos retratos amenos e interesantísimos que se leen de un tirón. Recogen figuras desde nuestra vieja Lucy hasta Barack Obama en un recorrido por la negritud olvidada. Puedes ver el video de presentación que tuvo lugar en los dominios del FC Barcelona, hace pocos días. Ver video

UNA NUEVA CARICATURISTA POLACA ESTÁ CAUSANDO SENSACIÓN.

Algunas ilustraciones son muy fuertes y nos hacen reflexionar sobre lo que está pasando a nuestro alrededor .  Su nombre es Pawla Kuczynskiego.  Nacida en 1976 en Szczecin, se graduó de la Academia de Bellas Artes en Poznan,  especializándose en gráficos.  Desde 2004 produce ilustraciones satíricas y hasta ahora ha recibido 92 premios y distinciones.  En 2005 recibió el Premio de la Asociación de Caricaturistas Polaco "Eryk". Esta caricaturista recientemente descubierta tiene también un record de premios en  competiciones internacionales.






Aquí  http://www.cadenaser.com/espana/audios/santiago-auseron-ritmo-perdido/csrcsrpor/20121026csrcsrnac_15/Aes/  puedes escuchar una entrevista a Santiago Auserón a partir del minuto 9.




Madrid, 26 oct (EFE).- En su búsqueda continua de los vínculos entre la tradición musical negra y española, Santiago Auserón da un paso más con un ensayo en el que se adentra en el origen multiétnico de la música española y con el que pretende ayudar a conocer mejor la complejidad de nuestro pasado cultural.

"Ritmo perdido. Sobre el influjo negro en la canción española" es el título de esta obra que Auserón ha presentado hoy en Madrid y con la que se aleja de su alter ego Juan Perro y de su vínculo personal con la música afroamericana, y profundiza en el ritmo interétnico que durante siglos ha sido la base de la tradición musical española, pero también "borrado varias veces de la historia de España".

Si bien, el libro parte de una "reflexión personal" del autor que le hizo replantearse por qué su generación recibió con tanto entusiasmo la música negra, a pesar de ser tan diferente de la canción popular española o de interpretarse en un idioma que casi nadie entendía.

Su investigación, asegura, le ha permitido comprender que aquella acogida respondía a un proceso que lleva tomando forma desde hace siglos aunque los españoles no fueran conscientes de ello.

La presencia de musulmanes, judíos, gitanos o esclavos negros, estos últimos sin apenas presencia en los registros históricos, propició un influjo cultural y rítmico diverso que fue dando forma a lo que hoy conocemos, entre otros géneros, como tango o bulerías. Algo que a los flamencólogos seguramente "les inquietará", añade Auserón.

Simplificándolo, el autor la define como "una intriga novelesca en busca de las pistas rítmicas".

Pistas que le han llevado a detenerse especialmente en la lírica y la narrativa del Siglo de Oro y en nombres como los de Lope de Vega, Góngora o Cervantes.

"Lo que nos ha pasado musicalmente hablando durante cinco siglos sólo está reflejado en los documentos literarios, principalmente en el verso. El fenómeno rítmico influyó en los poemas y las letras de esa etapa de tal forma, que constituyen un registro de la evolución musical española", explica.

El libro trata de hacer un "retrato de la enorme complejidad cultural" de España en la que, a su juicio, nos ha dado "pereza" detenernos más. Para Auserón es algo de vital importancia porque se trata en definitiva de hacerse cargo "de lo que ha pasado" en el país a lo largo de su historia.

"No se trata de reivindicar la parte del tango que nos toca", afirma el rockero, sino "mejorar la investigación de nuestra relación con otras culturas y músicas" e incitar futuros estudios "más rigurosos y multidisciplinares".

Y es que él mismo ha comprobado lo difícil que resulta estudiar un tema que mezcla "filología, literatura, sociología y música" en un país donde las disciplinas son como "reinos de taifas", irreconciliables.EFE