martes, 29 de marzo de 2011

3ª Tertulia literaria

"Los demás asintieron pensativos, porque el que ha sufrido mucho puede perdonar más".
Este y otros muchos mensajes de paz, amor, sensibilidad, esperanza, ternura y sufrimiento son los que hemos analizado gracias al conmovedor relato de Boris.
Gracias a todas por haber compartido vuestras impresiones sobre la lectura y por ponerle ilusión al encuentro.
Hasta la próxima.

Últimas noticias

 
Un día como ayer, 28 de marzo, pero de 1942, moría en el penal de Alicante el poeta Miguel Hernández a consecuencia de las lesiones producidas por las torturas.



 

En su memoria
os ofrezco este poema:



Todo era azul delante de aquellos ojos y era
verde hasta lo entrañable, dorado hasta muy lejos.
Porque el color hallaba su encarnación primera
dentro de aquellos ojos de frágiles reflejos.

Ojos nacientes: luces en una doble esfera.
Todo radiaba en torno como un solar de espejos.
Vivificar las cosas para la primavera
poder fue de unos ojos que nunca han sido viejos.

Se los devoran. ¿Sabes? No soy feliz. No hay goce
como sentir aquella mirada inundadora.
Cuando se me alejaba, me despedí del día.

La claridad brotaba de su directo roce,
pero los devoraron. Y están brotando ahora
penumbras como el pardo rubor de la agonía.

La cita de la semana

lunes, 28 de marzo de 2011

Hoy recomendamos

Hoy recomendamos algo diferente:

- Algo de Poesía: La luna sabe a coco de Juan Cruz

- Un Cómic: Bone, el matadragones de Jeff Smith. Editorial Astiberri.
- Un Libro ilustrado: El 2 azul. Un libro lleno de sorpresas para todas las edades de David A. Carter. Editorial Combel.

Recomendaciones

Esta semana recomendamos varias libros de aventuras y misterio:

Clásicos para todas las edades:

Capitanes intrépidos

AUTOR: Rudyard Kipling
Editorial: Espasa Juvenil.
Novelas de Aventuras

RESUMEN DEL LIBRO:
Capitanes intrépidos cuenta, sustancialmente, la historia de Harvey, un malcriado y consentido adolescente norteamericano, que, tras caer por la borda de un lujoso trasatlántico comienza para él una aventura que, inicialmente, será muy amarga. Recogido por un barco que se dedica a la pesca del bacalao, allí no se admitirán sus remilgos y mimos y durante tres meses tendrá que obedecer y trabajar para comer y sobrevivir. Sin embargo, de esa lucha difícil no emergerá un niño dolorido y traumatizado sino un hombre cabal que ha aprendido cómo se debe vivir.

El corsario negro

Autor: Emilio Salgari.

El Corario Negro es una trepidante novela de aventuras ambientada en el histórico asalto a la ciudad de Maracaibo. La venganza, el amor a una duquesa flamenca y la fidelidad al juramento dado son los tres elementos que condicionan el comportamiento del protagonista, el caballero Emilio di Roccanera, el Corsario Negro. La acción, las aventuras y los sentimientos de los personajes de esta magnífica novela de piratas a buen seguro apresarán entre sus páginas a todos los lectores.

El segundo libro de la selva

Autor: Rudyard Kipling

Colección: aventuras y misterio.

Baloo, Bagheera, Hermano Gris... ya no volverán a ver a Mowgli. El Niño de la Selva ya es un adolescente y empieza a sentir la llamada de la «manada de los hombres». Mowgli no desea abandonar la selva, pero, como él mismo nos dice, «sus pies se mueven solos».


A partir de 12 años:

El secreto del hombre muerto

Autor: Joan Manuel Gisbert

Editorial Alfaguara (Grupo SM)

Colección: Próxima parada azul.

Un cadáver desaparece misteriosamente en la ciudad de los canales. El joven Luca se ve involucrado en una oscura trama, tras la que se oculta un importante secreto. Averiguarlo pondría en peligro su vida. El secreto del hombre muerto es un magnífico relato donde la intriga y el misterio se unen, en el incomparable marco de una hermosa ciudad del siglo XVIII.

Thúval: Las sagas de Inverna.

Autor: J. Pérez Fondea.

Editorial Libros Libres. Año 2010.

Amistad, aventuras, épica fantástica.

Dos historias y un mito que las une en un destino singular.Las tradiciones de un pueblo que se ve arrojado de su patria y tiene que comenzar una nueva existencia en una tierra que ha de conquistar; la separación de sus raíces que quedan desdibujadas en la mente de sus habitantes tomando forma de mito: esa es la existencia de los pueblos de Invérnnia. El orgullo de una raza que anhela con nostalgia sus raíces.

Thúval es un chico más en una pequeña aldea de Invérnnia. Pero una antigua profecía le llevará a realizar un viaje en extremo peligroso y a cargar, pese a su juventud, responsabilidades que harían temblar a muchos guerreros con más experiencia.

De 14 en adelante:

El club de los asesinos limpios

Autor: Blanca Álvarez.

Editorial Planeta Oxford.

Colección Nautilus.

Aventuras y misterio.

Una inquietante carta, un número de teléfono y la noticia de la muerte de la nodriza de su tío despiertan la curiosidad de Antonio y decide convertirse en un detective de las novelas que adora. Pero el asunto es tan turbio y peligroso que no podrá resolverlo solo. Con la ayuda de Asín y Bembo, intentará destapar un sospechoso negocio inmobiliario.
La justicia social y el valor de un chico comprometido con sus amigos impregnan este libro de realidad y emoción.

Ardiente paciencia (fragmento)

Antonio Skármeta

"
-¡P'tas que me gustaría ser poeta!
-¡Hombre! En Chile todos son poetas. Es más original que sigas siendo cartero...
-¡Deme un ejemplo!
-“Me llamo mar, repite pegando en una piedra sin lograr convencerla. Entonces con siete lenguas verdes, de siete tigres verdes, de siete perros verdes, de siete mares verdes, la recorre, la besa, la humedece, y se golpea el pecho repitiendo su nombre”. –Hizo una pausa satisfecho-. ¿Qué te parece?...
-¿Cómo se lo explicaría? Cuando usted decía el poema las palabras iban de acá pa'llá.
-¡Como el mar, pues!
-Sí, pues, me movían igual que la mar...
-Te mareaste.
-¡Claro! Yo iba como un barco temblando en sus palabras.
Los párpados del poeta se despegaron lentamente.
-“Como un barco temblando en mis palabras”.
-¡Claro!
-¿Sabes que has hecho Mario?
-¿Qué?
-Una metáfora... Contra los vidrios turbios de sal y polvo, soplaba una ráfaga que los hacía vibrar. Mario mantuvo la vista sobre una flor derramada contra el canto de un jarrón de greda, y reprodujo el texto...
-“Dolor e indignación asesinato presidente Allende...”
-Otro –dijo el vate sintiendo que subían sombras a sus ojos y que, como cataratas o galopes de fantasmas, buscaban trizar los cristales para ir a reunirse con ciertos cuerpos borrosos, que se venían levantando desde la arena... su casa frente al mar y la casa de agua que ahora levitaba tras esos vidrios que también eran agua, sus ojos que también eran la casa de las cosas, sus labios que eran la casa de las palabras y ya se dejaban mojar dichosamente por esa misma agua que un día había rajado el ataúd de su padre...
Mario lo abrazó desde atrás, y levantando las manos para cubrirle las pupilas alucinadas, le dijo:
-No se muera, poeta.
"

domingo, 27 de marzo de 2011

La Cita de la Semana

No winter lasts forever; no spring skips its turn. Hal Borland

¿Por qué necesitamos leer?

geniograma.blogspot.com
"Cuando leemos novelas no somos los que somos habitualmente, sino también los seres hechizos entre los cuales el novelista nos traslada. El traslado es una metamorfosis: el reducto asfixiante que es nuestra vida real se abre y salimos a ser otros, a vivir vicariamente experiencias que la ficción vuelve nuestras. (...) La ficción nos completa, a nosotros, seres mutilados a quienes ha sido impuesta la atroz dicotomía de tener una sola vida y los apetitos y fantasías de desear mil (...).
 Los lectores de Cervantes o de Shakespeare, de Dante o de Tolstoi, nos entendemos y nos sentimos miembros de la misma especie porque, en las obras que ellos crearon, aprendimos aquello que compartimos como seres humanos, lo que permanece en todos nosotros por debajo del amplio abanico de diferencias que nos separan. Y nada defiende mejor al ser viviente contra la estupidez de los prejuicios, del racismo, de la xenofobia, de las orejeras pueblerinas del sectarismo religioso o político, o de los nacionalismos excluyentes, como esta comprobación incesante que aparece siempre en la gran literatura: la igualdad esencial de hombres y mujeres de todas las geografías y la injusticia que es establecer entre ellos formas de discriminación, sujeción o explotación(...).
Leer buena literatura es divertirse, sí; pero, también, aprender, de esa manera directa e intensa que es la de la experiencia vivida a través de las ficciones, qué y cómo somos (...). Ese conocimiento totalizador y en vivo del ser humano, hoy, solo se encuentra en la literatura (...).
Se aprende  a hablar con corrección, profundidad, rigor y sutileza, gracias  a la buena literatura, y solo gracias a ella (...).
(La literatura) es alimento de espíritus indóciles y propagadora de inconformidad (...). No existe mejor fermento de insatisfacción frente a lo existente que la literatura. Para formar ciudadanos críticos e independientes, difíciles de manipular". (Mario Vargas Llosa, La verdad de las mentiras).

sábado, 26 de marzo de 2011

La Noche de los Teatros 2011

La noche del 26 de marzo no solo cambian la hora y al adelantar los relojes vuela la hora ganada, sino que también es la Noche de los Teatros en Madrid. Puedes encontrar eventos específicos, nueva programación o descuentos. Para más información, pincha aquí.

Cinco horas con Mario

En el Teatro Reina Victoria de Madrid todavía puede verse representado el clásico de Miguel Delibes Cinco horas con Mario. En él, la actriz Natalia Millán interpreta a Carmen Sotillos y lleva a la escena el soliloquio (diálogo que el personaje lleva a cabo consigo mismo) escrito por el autor vallisoletano. Carmen Sotillos acaba de perder a su esposo, Mario, y pasa junto a él cinco horas en las que recuerda toda su vida con él. En sus palabras hay reproches, amor, prejuicios y la carga que otorgan los años y una generación obsesionada con el “qué dirán”.

Natalia Millán es Carmen Sotillos y todos los personajes de los que esta habla y a los que esta "imita". Releva así a la actriz que tanto tiempo interpretó esta obra, Lola Herrera, en un montaje nuevo dirigido por Josefina Molina.

viernes, 25 de marzo de 2011

Increíble diálogo....

video

La secuencia aparece en la película Deliverance, que aquí se conoció como Amarga Pesadilla. El niño que toca el banjo no es actor, es un muchacho autista que vivía en la gasolinera en la que se paró el equipo de filmación...

jueves, 24 de marzo de 2011

Rosalía de Castro

En las orillas del Sar (fragmento)

"
En los ecos del órgano o en el rumor del viento,
en el fulgor de un astro o en la gota de lluvia,
te adivinaba en todo y en todo te buscaba,
          sin encontrarte nunca.
     Quizá después ha hallado, te ha hallado y te ha perdido
otra vez, de la vida en la batalla ruda,
ya que sigue buscándote y te adivina en todo,
          sin encontrarte nunca.

     Pero sabe que existes y no eres vano sueño,
hermosura sin nombre, pero perfecta y única;
por eso vive triste, porque te busca siempre
          sin encontrarte nunca.
"

miércoles, 23 de marzo de 2011

A propósito del terremoto de Japón

brokerdebolsa.net

Con motivo de los acontecimientos ocurridos en Japón, se han suscitado en los medios de comunicación algunas dudas:
- ¿Es lo mismo un tsunami que un maremoto? Los términos tsunami y maremoto no deben confundirse. Un tsunami (ola gigante) es la consecuencia de un maremoto, es decir, de un terremoto en el fondo del mar.
-¿Es correcto utilizar la palabra sismo? Para nombrar los temblores o terremotos puede emplearse tanto sismo, más común en Hispanoamérica, como seísmo, cuyo uso es más frecuente en España.
- ¿Es correcto decir que el terremoto asola las ciudades? Aunque lo más correcto es conjugar asolar (‘destruir, arrasar un campo’) de la siguiente forma: asuelo, asuelas, asuela, asuelen… y asolar (‘echar a perder un campo’) como regular y solo en tercera persona, puesto que es un verbo defectivo: asola, asoló, asolaba, asole… hoy son normales las formas regulares asolo, asolas también para el verbo asolar con el significado de ‘arrasar, arruinar’.
- ¿Debe hablarse de "severos daños"? El uso del adjetivo severo con el significado de ‘grave’ o ‘serio’ es un calco inapropiado de la palabra inglesa severe, por lo que en la expresión severos daños lo adecuado sería graves daños o serios daños.
- ¿Océano Pacífico u océano Pacífico? Según la nueva edición de la Ortografía de la lengua española, los nombres propios de los accidentes geográficos se escriben con mayúscula inicial, pero no los sustantivos comunes genéricos que los acompañan, por lo que lo adecuado es escribir océano Pacífico.(Fundéu).



martes, 22 de marzo de 2011

CÓMO OCURRIÓ


ISAAC ASIMOV
Mi hermano empezó a dictar en su mejor estilo oratorio, ése que hace que las tribus se queden aleladas ante sus palabras.
-En el principio -dijo-, exactamente hace quince mil doscientos millones de años, hubo una gran explosión, y el universo...
Pero yo había dejado de escribir.
-¿Hace quince mil doscientos millones de años? -pregunté, incrédulo.
-Exactamente -dijo-. Estoy inspirado.
-No pongo en duda tu inspiración -aseguré. (Era mejor que no lo hiciera. Él es tres años más joven que yo, pero jamás he intentado poner en duda su inspiración. Nadie más lo hace tampoco, o de otro modo las cosas se ponen feas.)-. Pero, ¿vas a contar la historia de la Creación a lo largo de un periodo de más de quince mil millones de años?
-Tengo que hacerlo. Ése es el tiempo que llevo. Lo tengo todo aquí dentro -dijo, palmeándose la frente-, y procede de la más alta autoridad.
Para entonces yo había dejado el estilo sobre la mesa.
-¿Sabes cuál es el precio del papiro?- dije.
-¿Qué?
Puede que esté inspirado, pero he notado con frecuencia que su inspiración no incluye asuntos tan sórdidos como el precio del papiro.
-Supongamos que describes un millón de años de acontecimientos en cada rollo de papiro. Éso significa que vas a tener que llenar quince mil rollos. Tendrás que hablar mucho para llenarlos, y sabes que empiezas a tartamudear al poco rato. Yo tendré que escribir lo bastante como para llenarlos, y los dedos se me acabaran cayendo. Además, aunque podamos comprar todo ese papiro, y tu tengas la voz y la fuerza suficientes, ¿quién va a copiarlo? Hemos de tener garantizados un centenar de ejemplares antes de poder publicarlo, y en esas condiciones, ¿cómo vamos a obtener derechos de autor?
Mi hermano pensó durante un rato. Luego dijo:
-¿Crees que deberíamos acortarlo un poco?
-Mucho -puntualicé, si esperas llegar al gran público.
-¿Qué te parecen cien años?
-¿Qué te parecen seis días?
-No puedes comprimir la Creación en sólo seis días -dijo, horrorizado.
-Ése es todo el papiro de que dispongo -le aseguré-. Bien, ¿qué dices?
-Oh, está bien -concedió, y empezó a dictar de nuevo-. En el principio...
-¿De veras han de ser solo seis días, Aaron?
- Seis días, Moisés -dije firmemente.



domingo, 20 de marzo de 2011

La cita de la semana

Recordando a Josefina Aldecoa: escritora y maestra. De su libro: Historia de una maestra.

"La libertad está ahí y hay que luchar por ella, pero no empieces a conformarte con las palabras porque las palabras se gastan y pierden el brillo."

Mis sueños, vapuleados como estaban, aún eran los de siempre. Educar para la convivencia. Educar para adquirir conciencia de la justicia. Educar en la igualdad para que no se pierda un solo talento por falta de oportunidades...”

Reflexión:
¿Siguen siendo esos nuestros sueños? ¿Deberían ser esos nuestros objetivos como docentes?

sábado, 19 de marzo de 2011


Narración de la semana

Rafael Dieste, De los archivos del Trasgo
PRELIMINAR
La unidad emotiva se consigue en el cuento por la obsesión de lo que ha de sobrevenir.
El final ha de tener la virtud de hacer simultáneas en el espíritu las imágenes que fueron sucesivas.
La presencia del final debe estar encubierta, pero latiendo con fuerte resonancia en todos los rincones del relato.
El final es una imagen que hace estallar el cuento en las últimas palabras, después de henchirlo poderosamente.
El cuento es una piel en la que se siente el pulso de una imagen contenida.
El cuento es el remolino que hacen alrededor de una lámpara muchas mariposas, todas inmersas en la misma luz.

EL REGRESO
Sentada en el amor de la lumbre, donde un pequeño fuego todavía se esfuerza en hacerle compañía. la vieja Resenda tiene fijo el pensamiento en lejanos recuerdos, y puede que en algún presagio que esa noche le espantó el sueño. A veces se mueve un poco, escucha, y en seguida retorna a su embeleso.
La quedó el nombre de Resenda porque su difunto marido era el señor Resende, y también como un modo de guardarle respeto.
Aún trabajaba el viejo cuando el mozo gallardo, su Andresiño, regalo de la casa, se fue en grey con otros, mordiendo un clavel, a tierras de Morería. Poco supieron decir de él los otros. Sí, lo habían visto por allá. Pero debéis tener en cuenta... Allá no es como aquí. Millares y millares de hombres, una romería impresionante. Unos yendo hacia adelante, otros aguantando la sed en la cumbre de un cerro, o transportando los víveres... ¿Quién habla de muerte? Se sabría. Y venía entonces el tejer y el destejer sospechas, conjeturas: casos de los que se pierden, de cautivos, de los que andan en secretas encomiendas. Con aquellas historias la ansiedad de los viejos se entretenía. Pero el tiempo corría... En fin, se dejó de hablar del asunto, y pronto el viejo perdió los ánimos y aquel amor a la tierra que levanta a los labradores. No duró mucho. Un día sintió frío y se encogió en el lecho con el deseo de un largo, infinito reposo, el rostro perdido en no se sabe qué lejano amanecer. Estuvo encamado una temporada, sin ningún deseo de hablar. Un día llamó a la compañera a su lado, le apretó la mano y, muy bajo, murmuró: No vuelve...
Aquella noche el viejo moría.
La vieja Resenda quedó sola, sola. Pero en su espíritu una palabra única se levántó para nunca más ser derribada. El viejo agonizante había dicho:No vuelve. Ella, con una seguridad hecha de anhelos y presentimientos, dijo: ¡Vuelve! Y esperó a lo largo de muchos inviernos...
Un andar suave, amortiguado, se deslizó por el piso de arriba.
Después el portón de la cocina se abrió un poco, silencioso y cauto. Pero de repente se cerró y batió violentamente en el marco de perpiaño.
Los sueños de la anciana huyeron. Con los ojos encendidos levantó la cabeza y se puso a escuchar...
Todo enmudece en la casa a no ser las pisadas blancas, leves.
-¿Quién anda ahí? -gritó. Y su propia voz sin respuesta la llenó de extrañeza.
Se sintió sola por vez primera, y como pasmada, todavía más que atemorizada, de aquella soledad.
Entonces comenzó a llamar al hijo como si estuviera allí adormilado, con la mira de espantar al ladrón, pero también para sentirse menos desamparada:
-¡Despierta, perezoso, que anda gente por la casa! Coge esa hacha y corre a ese lobicán que viene a robar a los pobres. Para una corteza de pan que ha de encontrar en el horno es capaz de estrangularme.
La voz se le ovilló. Alguien parecía ahora empujar la puerta desde fuera con esa lentitud astuta de los gatos o del viento tramposo. Chirriaron de improviso los goznes, con un lamento de pereza importunada, y la puerta quedó franca. Allí, deteniendo el paso, como para dar tiempo a la madre para serenarse, estaba, erguido y alegre, el hijo de la vieja Resenda. El resplandor del pequeño fuego, que en aquel instante se avivó de súbito, relampagueó en su rostro. Era el de siempre... Los dientes, mozos, mordían todavía el clavel.
Alguna mujer que pasó volando junto a la casa, sintió gritar a la vieja el nombre de su hijo. Otros dicen que la sintieron hablar a deshora, y hasta canturrear mientras iba y venía.
Otros (tiempo después) que un mendigo forastero, sospechoso, había estado espiando por un ventanuco de la casa, encima de un emparrado, para ver dónde escondía la vieja unas onzas de oro que, según rumor corrido por la aldea, tenía costumbre de contar diciendo: Las guardé para ti, hijo mío. Pasé malos años, pero aquí están. Y se dice que ese mendigo nada pudo decir de semejante oro... Sí del terrible acontecimiento, y que fue a confesarse muy arrepentido.
Al día siguiente -ya no calentaba el sol- los vecinos llamaron hasta hartarse en la puerta de la casa silenciosa.
Finalmente decidieron, después de hablar en grupo con la alegría inconfesada de las alarmas insólitas, echar la vista abajo.
Por el hueco que abrieron los empujones del más corpulento se colaron todos.
Muy pronto dieron con la vieja Resenda. A poco trecho del hogar la encontraron tendida en el suelo, con los ojos tan abietos que no parecía que estuviese muerta.
De Andrés nunca se supo. Todos dicen que fue comido por los cuervos en tierras de Morería.

miércoles, 16 de marzo de 2011

1000 grullas para Japón

Entre otras muchas cosas bellas, sutiles y delicadas, Japón ha creado y cultivado el arte de la papiroflexia u origami, con ese papel que también sirve de soporte para nuestros libros. 

Una de las figuras principales del origami es la grulla. Como tradición, cuando se reúnen 1000 grullas, se puede pedir un deseo. Makiko vive en Madrid y quiere que entre todos logremos pedir un deseo gigante para nuestro Japón herido; para ello ha creado el blog 1000 grullas para Japón.

Anímate, participa y vuela hasta allá...

"Recordar es sano para no repetir la historia y también para poner las cosas en su sitio"

In memoriam
JOSEFINA ALDECOA (1926-2011)
"Cuando escribí la primera novela, en 1990, tenía muy claro que no iba a interesar porque parecía que a nadie le apetecía oír hablar de la República y la guerra civil. Pero fue un éxito, porque era el momento adecuado, era lo que la gente quería escuchar".
"La década de los noventa es la de la recuperación de la memoria; los escritores de mi generación sentimos la necesidad de recuperar esa memoria".
"Mis cuadernos me acompañan todo el año: los de enseñar y los de escribir. No puedo renunciar a la enseñanza, me da vitalidad. Me liga a la sociedad y a la sabia nueva. Me estimula el día a día. Me gusta tener la obligación de acudir a las aulas".
"Quería un algo muy humanista, dando mucha importancia a la literatura, las letras, el arte; un colegio que fuera muy refinado culturalmente, muy libre y que no se hablara de religión, cosas que entonces eran impensables en la mayor parte de los centros del país".

martes, 15 de marzo de 2011

EN RECUERDO A JAPÓN...



Lleno                                            
de tinieblas
atrapo luciérnagas.

La noche cruje.
Ella se adapta
a la manera de los insectos.

Sólo en el desnudo páramo.
Ronca surge
la voz de los muertos.

¿Alguien se ahoga de nuevo
en el Rió del Cielo?
Grito
KAWAHARA BIWAO

lunes, 14 de marzo de 2011

Últimas noticias

El sábado se conmemoró el primer año de la muerte de MIGUEL DELIBES. Con motivo de este aniversario se han celebrado varios actos. Entre ellos destacamos la publicación de Planeta de un edición infantil de EL CAMINO para acercar la obra de Delibes a los más pequeños. Su hija Carmen confiesa en una entrevista que su padre estaba encantado con esa obra publicada en 1950 y que escribió en apenas un mes. Delibes descubrió con EL CAMINO que era feliz escribiendo como hablaba y como pensaba y por eso la escribió tan rápido, durante unas vacaciones en Cantabria. Una de las claves del éxito de esta novela es que todos nos hemos sentido en algún momento identificados con el protagonista: Daniel, el Mochuelo.

domingo, 13 de marzo de 2011

"A Song" , Walt Whitman

COME, I will make the continent indissoluble;
I will make the most splendid race the sun ever shone upon;
I will make divine magnetic lands,
With the love of comrades,
With the life-long love of comrades.

I will plant companionship thick as trees along all the rivers of America, and along the shores of
the great lakes, and all over the prairies;
I will make inseparable cities, with their arms about each other´s necks;
By the love of comrades,
By the manly love of comrades.

For you these, from me, O Democracy, to serve you, ma femme!
For you! For you I am trilling these songs,
In the love of comrades,
In the high-towering love of comrades.

sábado, 12 de marzo de 2011

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.(Aristóteles).

viernes, 11 de marzo de 2011

Antes o después sería...

Buenas tardes señoros y señoras, hoy me digno (por fin) a colocar mi Blog de cuentos y relatos por estas redecillas de gente que curiosea y cotillea por estos lares.

+ www.mediasycalcetinesrotos.blogspot.com

Este es sobre mis relatos que tras bastante crítica, he decidido subir. Dentro de éste saldrán todos los links donde podéis encontrar trabajillos de todo tipo míos.En él aparece mi Flickr , que es una página donde cuelgo mis fotos artísticas, en la que aparece mi proyecto "Miradas" , recopilación de ojos de la gentecilla, todo tipo de personas.
+ www.flickr.com/copyraightnaight


Bueno, ya me he atrevido, ahora ustedes dedíquense a echarles una ojeada.


Siempre suya,
Paula.

Recomendaciones

Esta semana recomendamos una de aventuras y misterio para los mayores del insti:
El
códice
Astaroth de Daniel Hernández Chambres. Tiene todos los ingredientes para pasar un rato entretenido con la lectura: dos jóvenes, un libro perdido, un barco a la deriva, una antigua abadía en ruinas, un hombre muerto y una terrible decisión.

Y para los de primer ciclo La música del viento de Jordi Sierra I Fabra. Un libro sobre el amor, el compromiso y la esperanza.

martes, 8 de marzo de 2011

Aya de Yopougon 1

Si quieres todo un guiño africano al Día Internacional de la Mujer...
 
Aya, Adjoua y Bintou son tres amigas del barrio de Yopougon, en Costa de Marfil. Son jóvenes, guapas y tienen ganas de hacer cosas: una prefiere bailar, otra salir con chicos, y otra estudiar para ser algo más que un ama de casa. Lo único que quieren es vivir sus vidas, y eso ya es mucho. A través del dibujo de Clément Oubrerie , Marguerite Abouet nos muestra en el día a día de la gente de África, donde no todo es guerra y violencia, donde también hay un espacio para divertirse y vivir en paz, con los pequeños problemas de cada día. 

En 2006 ganó el Premio al Primer Álbum en el prestigioso Festival de Angoulême (Francia), donde se presentan las novedades de cómic más relevantes. En español lo publica Norma Editorial. 

domingo, 6 de marzo de 2011

8 de marzo. Día de la mujer


nodo50.org

Discurso de Clara Campoamor

ante las Cortes el 1 de octubre de 1931, cuando quedaría aprobado el voto femenino en España

¡Las mujeres! ¿Cómo puede decirse que cuando las mujeres den señales de vida por la República se les concederá como premio el derecho a votar? ¿Es que no han luchado las mujeres por la República? ¿Es que al hablar con elogio de las mujeres obreras y de las mujeres universitarias no está cantando su capacidad? Además, al hablar de las mujeres obreras y universitarias, ¿se va a ignorar a todas las que no pertenecen a una clase ni a la otra? ¿No sufren estas las consecuencias de la legislación? ¿No pagan los impuestos para sostener al Estado en la misma forma que las otras y que los varones? ¿No refluye sobre ellas toda la consecuencia de la legislación que se elabora aquí para los dos sexos, pero solamente dirigida y matizada por uno? ¿Cómo puede decirse que la mujer no ha luchado y que necesita una época, largos años de República, para demostrar su capacidad? Y ¿por qué no los hombres? ¿Por qué el hombre, al advenimiento de la República, ha de tener sus derechos y han de ponerse en un lazareto los de la mujer? 
Pero, además, señores diputados, los que votasteis por la República, y a quienes os votaron los republicanos, meditad un momento y decid si habéis votado solos, si os votaron solo los hombres. ¿Ha estado ausente del voto la mujer? Pues entonces, si afirmáis que la mujer no influye para nada en la vida política del hombre, estáis –fijaos bien– afirmando su personalidad, afirmando la resistencia a acatarlos. ¿Y es en nombre de esa personalidad, que con vuestra repulsa reconocéis y declaráis, por lo que cerráis las puertas a la mujer en materia electoral? ¿Es que tenéis derecho a hacer eso? No; tenéis el derecho que os ha dado la ley, la ley que hicisteis vosotros, pero no tenéis el derecho natural fundamental, que se basa en el respeto a todo ser humano, y lo que hacéis es detentar un poder; dejad que la mujer se manifieste y veréis como ese poder no podéis seguir detentándolo. 

No se trata aquí esta cuestión desde el punto de vista del principio, que harto claro está, y en vuestras conciencias repercute, que es un problema de ética, de pura ética reconocer a la mujer, ser humano, todos sus derechos, porque ya desde Fitche, en 1796, se ha aceptado, en principio también, el postulado de que solo aquel que no considere a la mujer un ser humano es capaz de afirmar que todos los derechos del hombre y del ciudadano no deben ser los mismos para la mujer que para el hombre. Y en el Parlamento francés, en 1848, Victor Considerant se levantó para decir que una Constitución que concede el voto al mendigo, al doméstico y al analfabeto –que en España existe– no puede negárselo a la mujer. No es desde el punto de vista del principio, es desde el temor que aquí se ha expuesto, fuera del ámbito del principio –cosa dolorosa para un abogado–, como se puede venir a discutir el derecho de la mujer a que sea reconocido en la Constitución el de sufragio. Y desde el punto de vista práctico, utilitario, ¿de qué acusáis a la mujer? ¿Es de ignorancia? Pues yo no puedo, por enojosas que sean las estadísticas, dejar de referirme a un estudio del señor Luzuriaga acerca del analfabetismo en España. 

Hace él un estudio cíclico desde 1868 hasta el año 1910, nada más, porque las estadísticas van muy lentamente y no hay en España otras. ¿Y sabéis lo que dice esa estadística? Pues dice que, tomando los números globales en el ciclo de 1860 a 1910, se observa que mientras el número total de analfabetos varones, lejos de disminuir, ha aumentado en 73.082, el de la mujer analfabeta ha disminuido en 48.098 (...) Esto quiere decir simplemente que la disminución del analfabetismo es más rápida en las mujeres que en los hombres y que de continuar ese proceso de disminución en los dos sexos, no sólo llegarán a alcanzar las mujeres el grado de cultura elemental de los hombres, sino que lo sobrepasarán. Eso en 1910. Y desde 1910 ha seguido la curva ascendente, y la mujer, hoy día, es menos analfabeta que el varón. No es, pues, desde el punto de vista de la ignorancia desde el que se puede negar a la mujer la entrada en la obtención de este derecho. (...)
Yo, señores diputados, me siento ciudadano antes que mujer, y considero que sería un profundo error político dejar a la mujer al margen de ese derecho, a la mujer que espera y confía en vosotros; a la mujer que, como ocurrió con otras fuerzas nuevas en la revolución francesa, será indiscutiblemente una nueva fuerza que se incorpora al derecho y no hay sino que empujarla a que siga su camino.(...)
Cada uno habla en virtud de una experiencia y yo os hablo en nombre de la mía propia. Yo soy diputado por la provincia de Madrid; la he recorrido, no sólo en cumplimiento de mi deber, sino por cariño, y muchas veces, siempre, he visto que a los actos públicos acudía una concurrencia femenina muy superior a la masculina, y he visto en los ojos de esas mujeres la esperanza de redención, he visto el deseo de ayudar a la República, he visto la pasión y la emoción que ponen en sus ideales. La mujer española espera hoy de la República la redención suya y la redención del hijo. No cometáis un error histórico que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar; que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar al dejar al margen de la República a la mujer, que representa una fuerza nueva, una fuerza joven; que ha sido simpatía y apoyo para los hombres que estaban en las cárceles; que ha sufrido en muchos casos como vosotros mismos, y que está anhelante, aplicándose a sí misma la frase de Humboldt de que la única manera de madurarse para el ejercicio de la libertad y de hacerla accesible a todos es caminar dentro de ella. 

Señores diputados, he pronunciado mis últimas palabras en este debate. Perdonadme si os molesté, considero que es mi convicción la que habla; que ante un ideal lo defendería hasta la muerte; que pondría, como dije ayer, la cabeza y el corazón en el platillo de la balanza, de igual modo Breno colocó su espada, para que se inclinara en favor del voto de la mujer, y que además sigo pensando, y no por vanidad, sino por íntima convicción, que nadie como yo sirve en estos momentos a la República española.


viernes, 4 de marzo de 2011

EL GUARDIAN ENTRE EL CENTENO de J.D. Salinger


A Holden Caulfield le han expulsado (por cuarta vez) de un colegio. Ahora tiene 17 años. Faltan unos días para Navidad y él se marcha a Nueva York, aunque no a su casa, donde no puede llegar antes del miércoles. Debe buscarse la vida hasta ese día...
Mientras narra en primera persona lo que le sucede, y también  algunos recuerdos del pasado, vamos sabiendo como es este adolescente y como es su familia, sus amigos y conocidos.

Aqui os dejo algunos párrafos del libro:

“Y sin embargo a veces me comporto como si tuviera doce años. Lo dice todo el mundo, sobre todo mi padre. Y en parte es verdad, pero no del todo. La gente siempre cree que algo es verdad del todo. Me importa un cuerno, sólo que a veces me aburre que me digan que me porte como corresponde a mi edad. A veces me comporto como si fuera mucho mayor de los que soy, pero de eso no se da cuenta nadie. La gente nunca se da cuenta de nada.”


“Me paso la vida diciendo –encantado de haberte conocido—a personas que no me encanta nada conocer. Pero si quieres seguir vivo, tienes que decir esas cosas.”


“Ciertas cosas deberían seguir siendo como son. Deberías poder meterlas en una de esas vitrinas de cristal y dejarlas en paz.”


“--Nunca te gusta nada de lo que pasa.
Me deprimió aún más cuando dijo aquello.
--Me gusta lo que pasa. Me gusta. Claro que sí. No digas eso. ¿Por qué demonios dices eso?
--Porque es verdad. No te gusta ningún colegio. No te gustan millones de cosas. No te gusta nada.”


“No eres el primero a quien la conducta humana ha confundido, asustado, y hasta asqueado. Te alegrará y te estimulará saber que no estás solo en ese sentido. Son muchos los hombres que han sufrido moral y espiritualmente del mismo modo que tú ahora. Felizmente algunos de ellos han dejado constancia de su sufrimiento. Y de ellos aprenderás si lo deseas. Del mismo modo que alguien aprenderá algún día de ti si tienes algo que ofrecer. Se trata de un hermoso acuerdo de reciprocidad. No se trata de educación. Es historia. Es poesía.”


jueves, 3 de marzo de 2011

La ratonera, de Agatha Christie

puertabierta.wordpress.com


Pulsa aquí si quieres ir entrando en materia...
http://www.cuentosparachicos.com/BIL/cancionesAV/3BlindMice.htm
En el Teatro Reina Victoria de Madrid se representa con gran éxito esta obra de Agatha Christie que lleva en escena ininterrumpidamente 58 años en los teatros de Londres. 
En la Mansión Monkswell, ahora convertida en pensión, quedan atrapados por la nieve unos cuantos huéspedes y sus dos caseros, un joven matrimonio. El problema es que entre ellos está ... el asesino. (Tranquilos, también hay un inspector de policía).
Del estupendo grupo de actores, destacan una Mollie -María Castro- muy verosímil y una Sra. Boyle totalmente insoportable -la gran Maribel Ripoll.
Id a verla. No esperéis 58 años porque es posible que ya no siga en cartel aquí en Madrid.

Sigamos con Blogs.

Una muy querida amiga mía me ofreció un link muy interesante.Se llama "Bloger De Niro" con eso se dice todo.
Es un Blog en el que algún tipillo muy astuto coge nombres de famosos y los transforma en una parodia (con Mel Gibson,Areta Franklin, etc)

La dejo a su disposición para que cotilleen y se rían lo justo.
Insisto , es una página muy peculiar y les obligo a que se metan.


www.blogerdeniro.blogspot.com


Ahí se lo dejo señoras y señoros.
Disfruten.

miércoles, 2 de marzo de 2011

ISLA IGNORADA

Soy como esa isla que ignorada                    
late acunada por árboles jugosos
- en el centro de un mar
que no me entiende,
rodeada de NADA,
sola solo-.
Hay aves en mi isla relucientes
y pintadas por ángeles pintores,
hay fieras que me miran dulcemente,
y venenosas flores.
Hay arroyos poetas
y voces interiores
de volcanes dormidos.
Quizá haya algún tesoro
muy dentro de mi entraña.
¡Quién sabe si yo tengo
diamante en mi montaña,
o tan sólo un pequeño pedazo de carbón!
Los árboles del bosque de mi isla
sois vosotros, mis versos.
¡Qué bien sonáis a veces
si el gran músico viento
os toca cuando viene del mar que me rodea!. 


Gloria Fuertes